Alojamiento, Armonía, Belleza, Lujo, Makawé Spa, Matlali Hotel, Paz interior, Relajación, Riviera Nayarit, Wellness

Makawé Spa, un contacto con nuestra esencia…

25

En el ir y venir de este mágico viaje que llamamos vida, a menudo nos alejamos de nosotros mismos y los momentos para la reflexión son cada vez menos. Sin duda, al ir a un Spa, vas en busca de relajación y salir un poco de la rutina, pero en Makawe encontró mucho más, es un lugar único, es el oasis al cual llegar después de un largo camino, un remanso en medio de las montañas.

Al entrar a Makawé de inmediato percibes una fragancia de especias dulces y de maderas que flotan en el aire y, con cada respiración, inicia la travesía a un mundo interior de paz. Casi sin darte cuenta, te vas entregando a la cálida y amable sonrisa del personal a cargo de Makawé. El Ritual de Relajamiento que recomendaron fue todo lo que necesitaba mi cuerpo y mi mente, como si adivinaran mi pensamiento.

Resultó imposible no sucumbir a las manos expertas de mi Terapeuta, dejarme llevar en un torbellino de sensaciones y aromas, para entrar en una relajación mágica, en contacto con mi esencia, como no creía que lo lograría jamás. . . el más escéptico de los hombres disfrutaba la paz plena de la relajación. Ya en el área de descanso, pude deleitarme con los cantos y trinos de los pájaros, saborear el té de hierbas refrescante que esperaba en mi camastro, maravillarme por los colores de la naturaleza que abraza a Makawe, los aromas que impregnan el aire y las texturas de las piedras de rio de la piscina de sensaciones. Todos mis sentidos, luego de la relajación, estaban más despiertos y mi mente, lejos de las preocupaciones, más consciente de las pequeñas maravillas que me rodeaban.

Ahora entiendo cuando dicen que en Makawé Spa realmente uno llega a disfrutar el Arte de no hacer nada, la paz en la esencia, la serenidad y plenitud de estar simplemente con uno mismo.

29

30

27

Estándar
Armonía, calm, Health, Lujo, Luxury, Makawé Spa, Matlali Hotel, Paz interior, Relajación, Relaxation, Riviera Nayarit, Tranquilidad, travel, Wellness

Makawé Spa, a contact with your spiritual essense…

29

 

In the coming and going of this magical journey we call life, we often turn away from ourselves and the moments to relax are more and more rare. Without doubt, when going to a spa, one is looking for relax and having a time away from the routine, but in Makawe there is lot more as it is a unique place amid the mountain.
Upon entering Makawé, there is a scent of sweet and wooden spices floating in the air and with each breath a journey to an inner world of peace begins. Almost without realizing, one surrenders to the warm and friendly smile of the staff in charge of Makawé. The Therapist recommended a Relaxation Ritual and it was like she could read my mind, knowing how my body felt and how stressed I was.

It was impossible not to succumb to the expert hands of my therapist, getting carried away by a whirlwind of sensations and fragrances, to enter a magical relaxation, in touch with my spiritual essence. It was hard to believe that I was in such a state of relaxation . . . the most skeptical man totally surrendered to peace and serenity (absolutely unplugged). Once in the resting area, I reveled in the songs of birds, savouring the herbal tea that was already waiting in my chaise lounge, I could marvel at the colors of nature that embraces Makawe while feeling, on the sole of my feet, the textures of river stones in the sensations pool.

All my senses were awake and my mind, away from the worries, was more open to the small wonders that were surrounding me. Now I understand when they say that, in Makawé Spa one can really plunge in the art of doing nothing, the essence of peace, in the serenity of being just with oneself.

30

28

31

 

Estándar
Armonía, Makawé Spa, Matlali Hotel, Paz interior, Pueblo Huichol, Relajación, Ritual, Riviera Nayarit, Tradición, Tranquilidad

Relajación Ritual

Relajación Ritual en Makawé Spa, Riviera Nayarit.

Relajación Ritual en Makawé Spa, Riviera Nayarit.

En el espinazo de la Sierra Madre Occidental, el pueblo huichol inicia una larga peregrinación. Desde tierras nayaritas hasta los áridos paisajes de San Luis Potosí, a un lugar que ellos llaman Wirikuta. Es una travesía de más de 400 kilómetros durante la cual este pueblo milenario rememora sus tiempos de caza y recolección.

   Van rumbo al Cerro del Quemado para encontrarse con el Venado Azul. Éste es un acto en honor a sus cuatro deidades principales: El Maíz, el Águila, el Ciervo y el Hikuri, todos ellos descendientes del sol. Y una de las actividades más importantes de la religión huichol es la recolección del Hikuri mismo, una planta sagrada que en lengua náhuatl fue conocida como peyótl, o peyote en español.

   En su cosmogonía, no es el viajero quien va rumbo al Hikuri sino que es el Hikuri quien encuentra al viajero y se ofrece a sí mismo para llevarlo a la frontera de dos mundos. Al encontrarla, los peregrinos huicholes disparan sus flechas hacia la derecha y hacia la izquierda para alejar a los malos espíritus. El Hikuri o Peyote es un cactus pequeño y redondo, sin espinas y conformado principalmente por su gran raíz. Es una planta sagrada digna del más profundo respeto.

   Después de una oración, todos aquéllos que tomen parte en la ceremonia reciben cuatro gajos secos de sabor muy amargo que mastican poco a poco hasta comerlos por completo. Hacerlo es iniciar el viaje hacia el encuentro del venado azul que en la magnificencia del desierto se nos revelará y mostrará el camino hacia nuestra vida, nos enseñará y será él nuestra medicina.

   Conocido por sus muchas propiedades curativas, el Hikuri es también el ingrediente principal de la terapia bautizada con el mismo nombre por Makawé Spa. Un masaje como ritual que echa mano y busca la preservación de las técnicas indígenas. La Terapia Hikuri de Makawé Spa relaja a través de las hábiles manos de nuestros terapeutas y una combinación de Hikuri y flora autóctona diversa.

   Al igual que como sucede en los enigmáticos rituales huicholes, Makawé Spa busca hacer de su Terapia Hikuri, también llamada Flora Huichol, y de todos sus tratamientos una experiencia que ayude al visitante a reencontrar el camino.

Desde el entorno de Makawé Spa, su atmósfera y hasta la textura de los bálsamos con que se reanima el espíritu, este ritual es ante enfermedades físicas o del alma un viaje dónde lograr el triunfo sobre nuestros miedos, la limpieza del espíritu y el regreso a la inocencia. Es la frontera de dos mundos, es dejar de ser ordinario, es… la posibilidad de la renovación.

Makawé Spa, Matlali Hotel, Riviera Nayarit.

Makawé Spa, Matlali Hotel, Riviera Nayarit.

Estándar